miércoles, 19 de octubre de 2016

He mirado en google dos palabras que para mí contienen una controversia personal, vamos que me llega al corazón. Las dos tienen acepciones que no me gustan. Libreta, aquí, en Majadahonda, quiere decir lo que yo he llamado siempre HOGAZA y pistola quiere decir también aquí, en este pueblo soso y aburrido donde ver a tres personas juntas es un acontecimiento social inaudito, quiere decir, ni más ni menos que barra de pan. Llamar a dos alimentos de esa manera es más que irritante pues libreta viene de libro y todo el mundo sabe lo que es una libreta de papel o bancaria pero yo no he visto nunca una libreta de pan.

Pistola. ¿Por qué llamar pistola a una barra de pan? ¿Tiene algún parecido una barra de pan con una pistola que haga que haya una traslación de significado por semejanza? Yo no veo la semejanza y llamar pistola a algo de comer como es una barra de pan lo veo un dislate horrendo, inexplicable y estúpido.

No sé quienes habrán sido los graciosos ue han dado esos nombres a trozos de vida que nos alimentan todos los días: libreta y pistola. Al primero que puso ese nombre a lo que todo el mundo en Castilla conoce como hogaza y barra deberían haberle puesto un monumento a la insensatez por el deseo de confundir a la gente. Y confundir a la gente tiene delito.

Por otro lado me he enterado de que Éibar es el mayor fabricante de pistolas de España y puede que de Europa. De las de bala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario