jueves, 25 de julio de 2013

Voy a hablar de dos novelas que me he leído últimamente: "Riña de gatos" de Eduardo Mendoza y "El mundo es ansí" de Pío Baroja. Esta última ha sido un deleite porque el autor me ha llevado de la mano por un mundo finisecular de regiones de Europa muy bonitas con el telón de fondo de la acción política que llevaban a cabo los jóvenes rusos del siglo XIX. Baroja pinta de manera muy expresiva sentimientos generales de la gente en unos diálogos muy jugosos.
Cualquier forma de pensar está expresada en las novelas barojianas. De un modo sutil y llano el lector se ve reflejado en los personajes que aparecen en sus novelas. En "El mundo es ansí" se cuenta la historia de una estudiante rusa que se casa con un judío de Ginebra y luego con un español pintor. Los dos le fallan.
En "Riña de gatos" la acción es inmediata a la guerra civil y el protagonista, un  inglés perito en obras de arte descubrirá la trama en la que Franco dará el golpe de estado previo a la guerra.
La prosa es cuidada, la trama está muy bien construida y la novela mantiene muy bien el interés. Aparecen personajes muy bonitos, muy entrañables al lado de históricos como Primo de Rivera, que acapara mucha historia en esta novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario